¡Varias naciones, un bautismo!

En el mes de Mayo nos contactó Bogdán, un joven rumano que reside en España con su esposa y dos hijas. Él, en un celo ardiente por servir a Dios, y enfrentando obstáculos por parte del sistema de iglesias evangélicas en su ciudad para ser bautizado, nos pidió bautizarlo. En menos de una semana vino a Alemania, y junto con sus padres tuvimos el privilegio de bautizarlo en agua en un lago cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *